Consejos Terapéuticos

2013 año internacional de la Quinoa

Raw Quinoa Grains in Jute Sack

Merecido honor que han recibido por parte de la FAO las semillas o granos de quinoa. Si tu preocupación está enfocada en cuestiones del tipo “cómo vencer la fatiga”, cómo sentirme mejor, cómo tener más energía cada día…, te invito a leer este post con suma atención, ya que los granos de Quinoa, parecen ser esa “pequeña” solución que estabas esperando.

Antes de avanzar, cabe señalar que los granos de quinoa pueden consumirse crudos o cocidos, a tu gusto. Hecha la aclaración, veamos cuáles son los aportes nutricionales más importantes de este grano milagroso.

Aporte proteico

Una de las mejores razones para disfrutar de la quinoa es porque tiene un alto contenido en proteínas, lo que hace que sea una gran fuente de proteínas libre de colesterol y de grasa,  para los vegetarianos y veganos. De acuerdo con estudios recientes, 1 taza de quinoa cocida (185 g) contiene 8,14 gramos de proteína. Para poner esto en referencia, la ingesta diaria de proteínas recomendada es de unos 56 gramos para la mayoría de los hombres y 46 para la mayoría de las mujeres.

Aporte de grasa

La quinua o quinoa es naturalmente baja en grasa, para ser una semilla tiene una pequeña cantidad. Una taza de quinoa cocida proporciona 3,4 gramos de grasa. En comparación, 185 gramos de carne molida magra cocida proporciona 33 gramos de grasa.

Aporte calórico

La quinoa es relativamente baja en calorías. Una taza de quinoa cocida proporciona 222 calorías. Pero, por supuesto, hay que ver lo que se agrega a la quinua, ya que residen en el proceso de cocción la mayor parte de las calorías y la grasa que se se ​​añadirán, por lo que todo va en función de cómo prepararla.