Grasas

Aceite de oliva, fuente de salud

Aceite de oliva, fuente de salud

Los beneficios para la salud del aceite de oliva son muy amplios y cada día son más los estudios de rigor científico, que re descubren sus atributos positivos todo el tiempo. Está “de moda” pero sustentada en serias investigaciones, la recomendación por parte de prominentes cardiólogos de consumir al menos dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra cada día.

Beneficios concretos del aceite de oliva

Además de reforzar el sistema inmunológico que ayuda a proteger contra todo tipo de agentes patógenos, como los virus entre otros, el aceite de oliva también se ha encontrado que es eficaz en la lucha contra enfermedades tales como:

Cáncer; el fito nutrientes en aceite de oliva llamado oleocanthal, imita el efecto del ibuprofeno para reducir la inflamación, lo que puede disminuir el riesgo de cáncer de mama y su recurrencia.

Enfermedades del corazón; el aceite de oliva ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, directo responsable de severas enfermedades del corazón.

Estrés oxidativo; el aceite de oliva es rico en antioxidantes, especialmente vitamina E.

Presión arterial; estudios recientes indican que el consumo regular de aceite de oliva puede ayudar a disminuir tanto la presión arterial sistólica como la diastólica.

Diabetes; se ha demostrado que una dieta rica en aceite de oliva, baja en grasas saturadas, moderadamente rica en hidratos de carbono y fibra soluble a partir de frutas, verduras, legumbres y granos es el enfoque más efectivo para los diabéticos. Esto ayuda a reducir los “malos” efectos de las lipoproteínas de baja densidad al tiempo que mejora el control del azúcar en sangre y mejora la sensibilidad a la insulina.

También es un aliado en la lucha contra la obesidad, la artritis reumatoidea y la Osteoporosis.

  • Pingback: ¿Ortodoncia? Sí, pero para separar los dientes | Blog Ellas

  • Pingback: Receta de limpia muebles casero | Blog Bricolaje