Grasas

Aceite de oliva, un humectante de primer nivel

Body Care Treatment

El aceite de oliva es mucho más que un alimento. Hemos hablado antes de los llamados alimentos funcionales, es decir aquellos capaces de curar o aliviar trastornos o enfermedades. Pero algunos de ellos no terminan de colmar mi capacidad de asombro, porque siempre descubro un “algo más” que me hace recordar que no todo es en blanco y negro en esta vida, y que siempre hay que investigar más allá de lo que una primera impresión puede hacer pensar.

Como más allá de datos estoy hablando de genuina experiencia personal, he pensado en enfocar este post contándote para qué uso yo el aceite de oliva en términos de “medicamento humectante”, tanto para curar como para prevenir.

Aceite de oliva para el rostro

No puedo hacerlo los días en que salgo a trabajar, pero sí los sábados y domingos y cada día al llegar a mi hogar. El motivo es sólo el hecho de unos 20 minutos de demasiado brillo en mi piel o demasiada grasitud; pero si una vez que lavas tu rostro cada mañana, lo secas y luego pasas un algodón humedecido en aceite de oliva, los cambios serán notorios en pocos días. Prueba sólo una vez, verás que no queda olor en tu piel ni una grasitud que no puedas soportar: en unos minutos tu piel lo absorbe y se alimenta con él.

Aceite de oliva para labios agrietados

Increíblemente eficaz, especialmente en estos días de frío. Si tus labios están lastimados y necesitas humectar, desinflamar y cicatrizar heridas, el aceite de oliva es tu solución. Lo aplicas cada noche y te duermes con él; a la mañana siguiente me contarás… ya que la diferencia será notable.

Aceite de oliva para rasurarte / afeitarte

Olvida las cremas costosas o jabones especiales. Antes de rasurar o afeitar tus piernas (o el rostro en caso de los caballeros) unta tu piel con aceite de oliva, rasura como siempre y luego enjuaga. Tu piel lo agradecerá.

  • Martzel Vicente

    Y yo comprando espumas ! me lo apunto para probar!