Frutas

Aceitunas, un tentempié muy sano

olives

Si nos apetece picar algo sano y rico nada mejor que unas aceitunas, las cuales podemos encontrar con o sin hueso, verdes, negras, rellenas, enteras o troceadas.

España es uno de los mayores productores de aceitunas, destacando variedades como la aceituna gordal, la aceituna manzanilla y la aceituna hojiblanca.

Gracias a las aceitunas podemos disfrutar del aceite de oliva, uno de los productos estrella de la dieta mediterránea por sus beneficios en la salud. Las aceitunas además sirven parar preparar diferentes platos, como ensaladas, pollo o macarrones a los que da un toque muy original.

Las aceitunas son ricas en agua, aunque también en minerales como sodio, potasio, calcio, magnesio, hierro, fósforo y yodo. Además nos aportan vitaminas del grupo B, A y E, estas dos últimas con acción antioxidante, así como aminoácidos, polifenoles, fibra y grasas saludables, y es que el 80% de la grasa de las aceitunas es monoinsaturada y su ingesta es recomendable en caso de colesterol elevado y triglicéridos.

También parece ser que las aceitunas ejercen una acción anticancerígena y además contienen  sustancias con una elevada actividad antimicrobiana por sus compuestos fenólicos.  Asimismo se cree que tienen un efecto probiótico muy beneficioso para la salud.

Consumo moderado

Las personas con sobrepeso o a dieta deben consumirlas con moderación. De hecho 100 gramos de aceitunas verdes nos aportan unas 110 calorías, por eso se recomienda tomar unas siete aceitunas al día, es decir, unos 25 gramos. Las aceitunas negras pueden tener el triple de calorías.

Hay que señalar que debido a su contenido en sodio no son aconsejables para las personas que sufran de hipertensión o problemas de corazón.

Se trata de un alimento perfecto para los deportistas porque les ayuda a mantener un alto nivel de esfuerzo durante más tiempo y ayuda a conservar la salud de los músculos.