Grasas

Ácidos grasos insaturados

Bottle with oil

Atendiendo a las consultas on line, muchas y siempre bienvenidas por cierto, que nuestros lectores nos hacen llegar, abordamos hoy un tema que nos preocupa a todos: ¿cuánto sabemos de los ácidos grasos insaturados?

Unos más otros menos; por ello resolví aportar respuestas concretas con frases cortas, sencillas y simples de entender. Ahora bien: para comprender con exactitud el término “insaturados” no nos queda otra posibilidad más que comenzar con una mirada…

Desde la química

La grasa no saturada o insaturada, es un ácido graso o grasa en la que hay uno o más dobles enlaces en la cadena de ácido graso. Una molécula de grasa es monoinsaturada si contiene un doble enlace, y poliinsaturada si contiene más de un doble enlace. Donde los dobles enlaces se forman, átomos de hidrógeno son eliminados.

Hablando más claro

Cuanto mayor es el grado de insaturación en un ácido graso, su punto de fusión será menor en relación a otro tipo de grasas, por lo que se hallan en estado líquido (aunque viscoso), a temperatura ambiente.

Impacto en nuestra salud

Los últimos estudios coinciden en afirmar que su consumo regular disminuye el colesterol en sangre, por lo que este tipo de grasas está en este momento en su máximo nivel de preferencia entre nutricionistas y consumidores.

Los alimentos que contienen grasas no saturadas son las nueces, el aguacate, la soja, la canola y el aceite de oliva. Por otra parte, los productos a base de carne contienen tanto las grasas saturadas como las insaturadas, pero mucho más de las primeras, sin duda.

¿Cómo reconocerlas?

Muy sencillo: como señalé antes las grasas insaturadas son líquidas a temperatura ambiente, tal el caso de aceites que adicionas diariamente a tus ensaladas, o aquellos en los que realizas tus frituras favoritas. Lo opuesto es por ejemplo la mantequilla, que es sólida a temperatura ambiente.