Consejos Terapéuticos

¿Acumulan demasiados metales el pescado y el marisco?

Depositphotos_30868337_l

El pescado es sin duda uno de los alimentos más sanos y que no debe faltar nunca en la dieta. De todas formas ciertas especies acumulan más metales tóxicos, aunque no son perjudiciales si se mantienen por debajo de lo recomendado.

Según un estudio de la Universidad de Granada, los pescados y mariscos que acumulan mayor proporción de metales tóxicos, como es el caso del plomo y el mercurio, son el pez espada, la pintarroja, los mejillones y los berberechos. De todas formas es importante que quede claro que la concentración de metal en dichas especies se encuentra por debajo de los límites admitidos por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

Los investigadores analizaron 485 muestras de 43 especies que procedían de caladeros españoles, europeos y otros países que exportan pescado.

Tal y como hemos comentado la concentración media de metales tóxicos como mercurio, cadmio, plomo, estaño y arsénico estaba por debajo de los límites. De hecho sólo poco más del 1% de las muestras superó los límites máximos permitidos.

Consejos

Según los expertos lo importante es que comamos pescado, variando de especie, sobre todo en el caso de las embarazadas y los niños.

Entre los pescados más saludables se encuentran el salmón y las sardinas, ricos en grasas muy beneficiosas para el corazón y que además contienen muy poco mercurio. Asimismo, estas dos especies son ricas en selenio, muy importante para la salud.

El pescado es fuente de proteínas de alto valor biológico y de grasas saludables para el organismo, por eso deberíamos consumirlo dos o tres veces a la semana. En el caso de dietas es perfecto porque nos aporta todos los nutrientes y muy pocas calorías, especialmente si lo cocinamos al horno o a la parrilla y sin utilizar salsas. Lo mejor, una vez cocinado, es echar un chorrito de aceite de oliva crudo sobre el pescado.

  • Pingback: Novedades en torno al metal en el pescado