Trastorno Alimenticios

Adicción a la comida, causa y manifestaciones

Eating Healthy

La adicción a la comida, como cualquier otro trastorno alimenticio es un problema serio, comenzando por el hecho que representa en sí mismo  el peligro de las excusas, ya que admitir que se padece este problema es un paso gigantesco.

Causas y Manifestaciones

La adicción a la comida, como con cualquier otra adicción, es una pérdida de control. El individuo entiende que su manera de comer es dañina, pero continúa con el comportamiento destructivo. El fenómeno de la adicción a la comida es a la vez fisiológico y psicológico.

Muchas personas tienen lo que puede denominarse “alergias a los alimentos.” Estos son alimentos que actúan como disparadores, cuya ingestión puede causar síntomas negativos y cambios en el cuerpo pero al mismo tiempo provocan ansiedad.

Ejemplos concretos

El individuo, por ejemplo, que padece diabetes, se puede sentir “enfermo” por el consumo de azúcar, pero aún así seguirá sintiendo antojos y deseos de comer en exceso, con efectos adversos.

Otro ejemplo que está probado por serios estudios, es el caso de ciertas proteínas presentes  en la leche y el trigo que cuando se ingieren producen efectos similares a los narcóticos.

Estos químicos imitan los analgésicos naturales del cuerpo, las endorfinas, por lo que requiere mucha fuerza de voluntad del paciente la posibilidad de negarse a su ingestión.

Un círculo vicioso…

Se da el caso también de aquellos individuos que pueden estar sufriendo de algún tipo de depresión, baja autoestima o la soledad y que hallan el consumo de alimentos con estos químicos un gran alivio proveniente de grandes cantidades de alimentos o ciertos alimentos como la sal o chocolate.

Casi de inmediato ese alivio da paso a una sensación de malestar o culpa, lo que conduce a una mayor depresión. Debido a que un adicto está fuera de control, él o ella se volverá una vez más a los mismos patrones de alimentación en un esfuerzo consciente o inconsciente a sentirse mejor.