Verduras

Ajo tierno, una opción saludable para dar sabor

Young onion and garlic.

El ajo tierno es un complemento ideal en la cocina, ya que se utiliza desde siempre para dar sabor a los platos, sobre todo en la cocina mediterránea. Veamos sus características, propiedades y beneficios.

Características del ajo tierno

Cabe destacar que el ajo tierno es la misma planta que el ajo en fase de desarrollo, pero antes de formar la cabeza de granos. El bulbo es de color rojizo o morado y las hojas son de un verde intenso.

El ajo tierno destaca por sus propiedades balsámicas y expectorantes, por lo que es aconsejable en casos de resfriados y para depurar la sangre. El sabor del ajo tierno es más suave que el del ajo. La textura es más tierna, como su propio nombre indica, por lo que es perfecto a la hora de cocinar, ya que podemos tomarlos a la plancha o preparar tortillas, revueltos de verduras, mezclarlos con gambas y setas o como acompañamiento de carnes, estofados y guisos, a los que aportará un sabor muy especial.

Podemos comernos tanto las hojas como los bulbos, incluso se puede utilizar para preparar ensaladas. Es posible conservarlos cinco días en la nevera si los metemos en bolsas de plástico.

Propiedades de los ajos

Los ajos son ricos en proteínas e hidratos de carbono y también contienen minerales importantes como potasio, fósforo, yodo, zinc y magnesio. Entre las vitaminas destacan la B1, la B3, la B6, la C y la E. El ajo además posee propiedades diuréticas, depurativas, antisépticas y antibacterianas, por lo que se ha empleado desde hace siglos como producto curativo.

Se cree que el ajo ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares puesto que produce vasodilatación, incrementa la fluidez de la sangre y disminuye la presión, mejorando así la circulación sanguínea. Asimismo parece que regula los niveles de triglicéridos y reduce los lípidos del organismo.