Consejos Terapéuticos

¿Existe la alergia al pescado?

La alergia al pescado ocurre cuando  el sistema inmuitario de una persona reacciona frente a una proteína presente en un pescado en particular. No obstante, en general se recomienda que las personas que son alérgicas a una especie de peces, traten de evitar el consumo de todos  peces.

Si tienes ya diagnosticada una alergia al pescado, pero te gustaría tener por lo menos un pescado incluido en tu dieta, la única opción es consultar con tu alergista acerca de la posibilidad investigar y probar con varios tipos de peces; sólo él te indicará qué especies de qué forma probar y cómo actuar frente a reacciones no deseadas.

¿Es momentáneo?

Definitivamente no; la alergia al pescado se considera un trastorno de toda la vida, una vez que una persona desarrolla la alergia, es muy poco probable que se recupere.

Las investigaciones demuestran que aproximadamente el 40% de las personas con alergia al pescado experimentó por primera vez una reacción alérgica en la edad adulta. Para evitar la misma, es necesario ser estrictos y evitar el consumo de mariscos y productos del mar.

¿Qué hacer?

Consultar exahustivamente las cartas y el menú de los restaurantes.
Leer siempre con suma atención las etiquetas de los ingredientes de cada producto que se compra.
Conocer la terminología y los nombres, para identificar claramente los ingredientes de pescado. Evitar tocar los peces, ir a las tiendas de pescado, y estar en un área donde el pescado se cocina ( aunque no lo creas, la proteína en el vapor puede representar un riesgo).
Ser muy cuidadoso con lo que se conoce como “fuentes inesperadas” de pescado, a saber:

  • Vinagretas
  • Salsa inglesa
  • Imitaciones de pescado o marisco
  • Carne mechada
  • Salsa barbacoa

Te invito a estar pendiente; este tema no termina aquí. Lo seguiremos abordando en los próximos días.