Consejos Terapéuticos

Alimenta tu cabello

Pretty girl eating fruits

En otoño muchas personas notan que el pelo se les cae, un problema que en ocasiones también puede deberse a carencias nutricionales. Veamos qué alimentos tomar si queremos presumir de un cabello fuerte y sano.

Vitaminas para un cabello fuerte

Las frutas y verduras contienen vitaminas A, B y E que protegen el cuero cabelludo, fortalecen el pelo y ayudan a su crecimiento. Una buena opción es comer guisantes, ya que son ricos en vitamina B1.

También la biotina es una vitamina del grupo B fundamental para que el pelo no esté débil y sin brillo. La podemos obtener a través de alimentos como la levadura de cerveza, el hígado y el huevo.

Es necesario que tomemos al menos dos raciones de verdura al día. El ácido fólico es una vitamina necesaria para mejorar el pelo que podemos obtener de los vegetales de hoja verde, como es el caso de las espinacas y las acelgas. Otra vitamina que hace que el pelo crezca fuerte es la B5 o ácido pantoténico, también presente en las verduras.

Minerales imprescindibles

El hierro y el zinc contribuyen a que tengamos un cabello sano y fuerte. Los alimentos más ricos en hierro son la carne, el pescado, los huevos, así como las lentejas y las espinacas. En caso de no comer carne debemos tomar mucha vitamina C para poder absorber el hierro procedente de verduras como las espinacas.

El zinc es un mineral necesario para el cabello y está presente sobre todo en la carne, los huevos, el pescado, el marisco y el pepino.

Otros alimentos

Además de vitaminas y minerales debemos ingerir una cantidad adecuada de proteínas que podemos encontrar también en carnes, pescados, mariscos, leche, huevos, lentejas, judías y nueces. Las grasas vegetales saludables, como las de los frutos secos y el aceite de oliva, contribuyen a hidratar el cabello y evitan el pelo seco y quebradizo.