Consejos Terapéuticos

Alimentarnos bien en invierno

man shoveling snow in a snow storm

A menudo hablamos de una dieta especial en relación a la época del año en la que estemos viviendo. Pero en el caso del invierno, elegir los alimentos adecuados cobra vital importancia.

¿Cual es el escenario?

Si estás en el hemisferio norte, no te costará mucho imaginarlo: es la hora de retornar a casa, ha sido un día muy duro, oscurece más temprano de lo que uno quiere. Si viajas en transporte público, tarde o temprano te toca descender y te quedará una caminata hasta tu hogar; si estás conduciendo a casa, quizá pases algo menos de frío, pero la nieve, el pavimento resbaladizo o la lluvia te tienen lo suficientemente tenso o tensa como para merecer el mejor de los recibimientos en casa.

Por fin llegas, y si tienes la fortuna de que una familia te espere con algo rico (más allá del té o café con el que hayas sobrevivido en el día) ya desde el ingreso a tu hogar  el aroma te invadirá y el olfato será el primero de los sentidos que despertará a los demás.

Platos especiales, para un clima especial

Ahora, desde este enfoque, las cosas se ponen mejor, incluso si te ha tocado palear nieve este día o justo has debido trabajar más horas. Tu parte consciente y en especial tu organismo agradecerá enormemente un plato especialmente formulado para invierno, rico en calorías pero bien sano.

¿Es posible este milagro? No dudes que sí. Pero te dejaré pendiente hasta el próximo post, donde (por ser un tema subjetivo) te aportaré una lista de mis platos de invierno favoritos para que de ella, elijas que comerás la próxima semana.

 

  • Pingback: Como cuidar los muebles de la calefacción | Blog Bricolaje