Consejos Terapéuticos

Alimentos antioxidantes, mitos y verdades

fresh bilberries

Para comenzar te invito a observar que no he titulado este post algo así como Alimentos antioxidantes, “todo lo que hay que saber” o “conócelos mejor”. Si bien es verdad que hay que conocerlos mejor, lo más importante antes de comprar, en éste y otros muchos casos es estar bien informado y reconocer qué se dice porque sí y qué tiene fundamento científicamente probado.

 Hechos vs. publicidad

 Distintos artículos y publicidades han promocionado los antioxidantes como una manera de ayudar a retrasar el envejecimiento, de defenderse de las enfermedades del corazón, mejorar la visión y frenar el cáncer, entre otros atributos sobresalientes. Así las cosas , estudios de laboratorio y muchos ensayos de observación implementados a gran escala (del tipo que se consulta a la gente acerca de sus hábitos alimenticios y el uso de suplementos y luego se realiza un seguimiento de sus patrones de enfermedad), terminan afirmando en forma enfática y contundente sobre  los beneficios de las dietas ricas en alimentos antioxidantes.

 Como decíamos antes, el hecho de estar bien informado, protege contra la “seducción” que los buenos resultados producen en nosotros. Sobre éste punto, entonces, también cabe considerar los resultados de otro tipos de estudios que se conocen como ensayos controlados aleatorios.

 Estudios que avalan resultados

En estos casos, las personas son asignadas a tomar nutrientes específicos o un placebo y lo sorprendente es que debilitan un poco la solidez de las afirmaciones anteriores. Soy cuidadosa y lo señalo: digo debilitan y no necesariamente contradicen.

La buena noticia, es que uno y otro tipo de estudios sugieren un claro beneficio del consumo de antioxidantes, tanto a partir de alimentos como de pastillas. Lo único en lo que se difiere, es –por así decirlo- en la magnitud de ese impacto beneficioso.

 En suma: procura incluir alimentos con potencial antioxidante en tu dieta, ya que independientemente de la medida, todo está para ganar y no hay para perder.