Consejos Terapéuticos

Alimentos con vitamina D

En el día de ayer compartíamos un post bien interesante acerca de los beneficios de una ingesta combinada de alimentos ricos en calcio y vitamina D. Por ello, me parece oportuno -adelantándome quizá a la inquietud de nuestros lectores-, hacer un repaso para reseñar los alimentos más ricos en vitamina D que podríamos adicionar a nuestra dieta.

¿Por qué es importante consumir vitamina D?

En la década de 1930, una enfermedad causada por deficiencia de vitamina D llamada raquitismo era un problema importante de salud pública en muchos países del mundo. Por ello, en una gran parte de ellos, se establecieron programas de fortificación de leche  con esta vitamina y como consecuencia se produjo casi la eliminación de este desorden. Pero, cuidado: aunque la leche está fortificada con vitamina D, los productos lácteos elaborados con leche, como el queso y helados, por lo general no fortificados con vitamina D.

Alimentos ricos en vitamina D

Hay sólo unos pocos alimentos que son buena fuente de vitamina D, y en todos los casos se sugiere potenciar esa ingesta con algo de exposición a la luz solar (por supuesto sin excesos).

Veamos cuáles son…

  • Aceite puro de hígado de bacalao
  • Salmón, cocido
  • Atún, enlatado en aceite
  • Sardinas enlatadas en aceite, escurridas
  • Leche, sin grasa, bajo en grasa y entera, fortificada con vitamina D
  • Margarina fortificada
  • Pudding, elaborado a partir de la mezcla y verificando en su etiqueta que se haga con  leche fortificada on leche, ½ taza
  • Cereales fortificados con vitamina D, ¾ taza a 1 taza de porciones (unidades de consumo varían según la marca)
  • Huevo (la vitamina D se encuentra en la yema de huevo)
  • Hígad de carne de res, cocido
  • Queso, suizo, 1 onza