Consejos Terapéuticos

Alimentos enlatados para consumir con seguridad

Natural coconut walnut oil

La conveniencia de los alimentos enlatados es innegable. Tienen una larga vida útil, son compactos y fáciles de transportar y almacenar. Pero también, por motivos que serían extensos de explicar, sucede que en algunos casos han ganado la reputación de ser baratos, de baja calidad o precio, y cargados de sodio y conservantes.

Esa mala fama no siempre es bien merecida, sin embargo. En realidad, hay un par de alimentos que mantienen su muy buen estatus de super-alimentos, incluso después de que hayan sido sellados en una lata, en concreto me refiero a dos alimentos enlatados especialmente beneficiosos en sabor y nutrición, por lo que significan una adición valiosa a cualquier despensa de cocina.

Frijoles enlatados bajos en sodio

Los frijoles frescos , con sus aportes superiores de carbohidratos y fibra, ayudan a regular la digestión y contribuyen a un sistema digestivo saludable. Pero para muchas personas, el proceso de remojo durante toda la noche y la posterior cocción de los tradicionales de granos secos es demasiado complicado.

Los frijoles enlatados, sin embargo, están listos para usar en menos de 30 segundos: sólo tienes que abrir la lata, enjuagar los frijoles y están listos para comer. Debido a que son mucho más convenientes que las alubias secas, será más probable que añadas esta fuente de energía nutricional a tu dieta.

Los frijoles son nutricionalmente distintivos ya que contienen hidratos de carbono especiales, llamadas alfa-galactósidos. Los alfa-galactósidos inicialmente se pensaba que eran algo indigestos y sin valor nutricional. Sin embargo, recientes estudios señalan que pueden servir como una importante fuente de energía para las bacterias buenas en el tracto digestivo.

Los frijoles también contienen 7 gramos de fibra, lo que significa el 23 por ciento de la recomendación diaria. Esta fibra adicional no sólo mejora la función gastrointestinal, sino que también ayuda a reducir el colesterol y los niveles de glucosa en sangre.

Leche de Coco

La leche de coco, un alimento básico en la cocina del sudeste asiático, presta su textura cremosa y sabor sutil particularmente bien a las salsas, mientras que también proporciona una distintiva mezcla de ácidos grasos para mejorar la salud.

El líquido de leche del coco contiene niveles altos de triglicéridos de cadena media, que son diferentes de las grasas saturadas que se encuentran en la mantequilla y en la grasa animal en que son estructuralmente más cortos. Estas diferencias estructurales se traducen en diferencias metabólicas una vez que entren en tu sistema digestivo.

Sin embargo, tendrás que mantener un ojo en la cantidad de leche de coco que estás vertiendo en tu cacerola y usarla con moderación, dado que la leche de coco en sí es extremadamente alta en calorías.

EN suma cualquiera de las dos propuestas pueden pasar a formar parte de los consejos para mejorar tus recetas preferidas, sabiendo que no restarás calidad ni sabor en la preparación de las mismas.