Consejos Terapéuticos

Alimentos para conseguir una piel bronceada y sana

Beautiful young woman relaxing near the sea

En verano todos queremos lucir una bonita piel bronceada, pero siempre hemos de tener precaución con el sol, porque aunque necesario también sus rayos pueden afectarnos de forma negativa. Por ello, lo más adecuado es utilizar un protector solar a diario y seguir una dieta sana que potencie los efectos beneficiosos del sol, al tiempo que nos proteja de los efectos nocivos, como  las manchas y las arrugas típicas de un exceso de exposición solar.

Otro factor a tener en cuenta es mantenernos adecuadamente hidratados para que la piel esté en perfecto estado. Por ello debemos beber como mínimo dos litros de agua al día, aunque también podemos ingerir líquidos si nos preparamos gazpachos e infusiones. Por ejemplo, el té rojo y el té verde son ricos en antioxidantes que nos protegen de los efectos negativos del sol. Otra forma de beber y tomar antioxidantes es hacernos nuestros propios zumos, más sanos que si son envasados, ya que podemos elegir las mejores frutas de temporada y añadirles menos azúcar.

En general los alimentos ricos en vitaminas A, C y E ayudan a conseguir un broceado uniforme. Una dieta rica en antioxidantes es lo más recomendable, por ello debemos ingerir frutas y verduras, sobre todo kiwis, limón,  espinacas y rúcola.

El betacaroteno que activa la producción de melanina se encuentra presente en zanahorias, tomates, pimientos, calabazas, acelgas, lechuga, melocotones, albaricoques… Los pescados ricos en omega 3 como las sardinas, el atún y el salmón protegen la piel y ejercen una acción antiinflamatoria.

Los aceites de oliva y girasol, el aguacate y el huevo contienen vitamina E con acción antioxidante y cicatrizante. Y los lácteos, las carnes sin grasa, las legumbres y los cereales también mantienen la piel sana por su contenido en vitaminas del grupo B.

Si sigues esta dieta, además de un precioso broceado, estarás más sano.