Proteinas

Alimentos para preparar un caldo saludable

Depositphotos_1629848_l

Las sopas y los caldos se preparan desde siempre, ya que nos permiten aprovechar alimentos como verduras, hortalizas, carnes y pescados. Además son beneficiosos para la salud porque no suelen ser muy calóricos y sí muy nutritivos.

Las sopas y caldos son un primer plato perfecto para toda la familia, sobre todo en navidad y en los meses de más frío. Los caldos y las sopas nos ayudan a entrar en calor y nos sacian de forma saludable. Una vez preparado, podemos acompañar el caldo de arroz, fideos, pan, etc.

Si hacemos un caldo de carne podemos utilizar pollo y sus huesos o gallina, que le aportará más sabor. Otros huesos que se suelen utilizar son los de ternera y jamón. En todo caso es mejor no utilizar tocino, embutidos  o partes muy grasas.

En cuanto a las legumbres, no deben faltar los garbanzos, ricos en nutrientes y deliciosos. Las verduras, imprescindibles en cualquier caldo, son muy sanas, por lo que debemos poner zanahoria, judías, cebolla, chirivía, apio, etc.

En los caldos de pescado las partes que más sabor aportan son la cabeza y las espinas, al igual que ciertos pescados que no se utilizan para consumo habitual. Una vez cocinado siempre deberemos colarlo para retirar las posibles espinas.

Cómo cocinarlo

Los alimentos se deben poner a cocer en agua fría para que de este modo las sustancias pasen al líquido. La cocción de los caldos de carne puede tardar entre dos y tres horas, aunque el tiempo puede variar. En el caso de los caldos de pescado el tiempo es inferior, entre media hora y una hora. De todas formas es mejor poner la sal al principio.

Es importante retirar la espuma las veces que sea necesario porque se trata de impurezas que están en la superficie. Cuando se enfríe podemos quitar la grasa que habrá formado una capa, de esta forma evitaremos grasas innecesarias y que el caldo se vuelva rancio.

El caldo se puede guardar en la nevera por lo menos tres días, aunque también lo podemos congelar, una vez que se haya enfriado, para poder tomarlo cuando nos apetezca. En el congelador aguanta hasta tres meses.