Consejos Terapéuticos

Alimentos para vencer el estrés

healthy food

El estrés, ya sea por trabajo o por problemas personales o económicos, nos afecta en algún momento de la vida. La alimentación es uno de nuestros aliados para vencerlo y encontrarnos más fuertes.

Para reducir los primeros efectos del estrés, como el nerviosismo, la ansiedad y el cansancio, podemos seguir una dieta que incluya ciertos alimentos.
Se recomienda tomar lácteos bajos en grasa, como leche o yogures, ya que parece que ejercen un efecto calmante. También podemos beber infusiones que nos ayuden a relajarnos, como la tila, el poleo menta o la valeriana.

Además debemos tomar legumbres y verduras para superar el desgaste que produce el estrés y aumentar nuestras defensas. Las frutas, sobre todo las que contienen vitamina C como las naranjas, el kiwi y las fresas nos protegerán gracias a su acción antioxidante. Los cereales, preferiblemente integrales porque son ricos en fibra, nos ayudarán a estar más fuertes y a reforzar nuestro estómago.

También tenemos que tomar proteínas, pero que sean de calidad y sin que nos aporten un exceso de grasas, como la carne de ave, que contiene vitamina B3 y que nos ayuda a vencer las tensiones externas. Asimismo debemos tomar pescado, como boquerones o sardinas.

Todos estos alimentos deben cocinarse de forma sana, mejor al vapor, al horno o a la plancha y añadiendo un poco de perejil que contribuye a que absorbamos mejor el hierro de los alimentos.

Más consejos

Ciertos alimentos sólo debemos tomarlos de forma ocasional, como los productos precocinados o los ricos en grasas, como los embutidos y los quesos grasos. Tampoco debemos beber alcohol, bebidas con cafeína y otros estimulantes.

Tenemos que hacer cinco comidas al día y siguiendo unos horarios racionales, nada de cenar a las 11 de la noche o saltarse el desayuno o la comida, ya que así evitaremos sentirnos cansados o irritables por los cambios en los niveles de glucosa, que deben mantenerse estables. La cena debe ser ligera y debemos dejar que pasen dos horas antes de acostarnos.