Consejos Terapéuticos

Alimentos ricos en Hierro

Raw meat

Ante todo, me gustaría señalar sintéticamente la importancia del Hierro para nuestro organismo. Estamos hablando de un mineral que es un componente clave de la hemoglobina de nuestra sangre, que -como sabemos- tiene rol protagónico en el transporte de oxígeno. Además forma parte de la proteína muscular, la mioglobina y se halla también en órganos como el hígado.

¿Cómo lo obtenemos desde los alimentos?

Eligiendo los alimentos adecuados, podemos obtener básicamente dos tipos de hierro: el llamado Hierro “hemo” y el Hierro “no hemo”.

El primero de ellos, lo obtenemos a partir de alimentos de origen animal y nuestro cuerpo lo asimila con facilidad, en un valor aproximado al 30% del total ingerido.

En cambio, el Hierro “no hemo”, proviene fundamentalmente de aquellos alimentos de origen vegetal, siendo su nivel de absorción notoriamente más bajo, llegando como máximo al entorno del 20% del ingerido.

¿En qué alimentos lo encontramos?

¿Sabíais que una de las fuentes más consumidas por los españoles y en todo el mundo, son  las carnes rojas y otros derivados como productos hechos a partir de sangre y las vísceras. Pero no todo proviene del mundo animal como ya señalamos: podemos pensar también en las legumbres, los deliciosos y siempre bienvenidos frutos secos y unas cuantas. Todos ellos tienen en común el aporte de importantes cantidades de Hierro, aunque sean de diferente “calidad” o nivel de facilidad de absorción.

Siempre existe la posibilidad de los suplementos alimenticios que aportan hierro; en este punto soy enfática: nunca pero nunca los autoprescribas por tu cuenta. Su pertinencia y dosificación debe ser evaluada por tu médico en todos los casos.