Consejos TerapéuticosFrutas

Alimentos saludables pero con moderación

alimentos-saludables-pero-con-moderacion.thumbnail

Normalmente tenemos una lista en mente de los alimentos más saludables que podemos tomar. Pero, como con todo en la vida, hay que tener en cuenta que un alimento saludable en exceso nos puede causar más de un perjuicio.

Hablaremos hoy concretamente de 3 alimentos clásicos que aparecen en cualquier libro de nutrición ideal. Comenzamos por los frutos secos. Se conocen sus virtudes dietéticas y nutricionales así como su poder energético. Pero muchas personas piensan que lo que hay que hacer es tomar muchos para mejorar.

La medida clásica de 100 gramos diarios se convierte en un tremendo error. Así sólo conseguimos ingerar grasas insaturadas que aunque son beneficiosas en tan alta cantidad sólo provocarán que engordemos. Con tomarnos 5 nueces al día o 5 almendras o unos 50 gramos de cacahuetes (no todo, escogemos un fruto seco cada día) tenemos más que suficiente.

Otro clásico de la nutrición es el consumo de zumos naturales. No hay ni que explicar lo beneficioso de un zumo hecho en casa, con todas sus propiedades, sin conservantes…etc. Pero claro, al tomar el zumo no tomamos la pulpa por lo que dejamos de ingerir fibra. También el zumo tiene más azúcar, aunque no se la añadamos, que la fruta entera, por eso con un zumo al día tenemos más que suficiente.

El queso es otro de los alimentos totalmente recomendable. Pero quesos hay muchos y el abuso es una tendencia natural. A las personas a las que nos gusta el queso nos resulta altamente complicado controlar su ingesta. Además tenemos un problema añadido, nos gusta el sabor del queso, por lo tanto optamos casi siempre por un queso viejo y curado que es más potente en sabor.

Estos quesos tienen menos agua que los demás y si bien nos aportan calcio y vitaminas también tienen mucha más grasa que los demás. Por lo tanto hay que limitar el consumo de queso curado a si acaso unos 50 gramos. Si nos gusta este alimento deberíamos optar por el queso fresco, el de untar, el ricotta y demás variantes. Para el sabor ácido tan característico del queso viejo os propongo el consumo de queso Feta o bien buscar algún queso fresco de cabra en rulo que también tiene un sabor potente. Así evitaremos engordar en poco tiempo.

Todo con medida y nada con abuso es el secreto para una buena dieta.