Proteinas

Almejas, ligeras y con mucho sabor

Clams cooked in the recipe "almejas a la marinera" background

Las almejas son un marisco clásico de la cocina y se suelen consumir como tapa o acompañamiento en platos de pescado y arroces.

Se trata de un alimento muy bajo en grasas, una ración de cien gramos no llega a las cincuenta calorías.  Además contienen bastantes proteínas de calidad. Por ello las personas con sobrepeso o que cuidan su dieta pueden tomarlas. A diferencia de otros mariscos no contienen demasiado colesterol, por lo que son más saludables. De todas formas, al igual que otros mariscos, quienes tengan alto el ácido úrico deben tomarlas sólo ocasionalmente.

Las almejas nos aportan principalmente las vitaminas del grupo B, como la B12, que es necesaria para la formación de glóbulos rojos y de los tejidos.

Por otra parte contienen bastante hierro, por lo que se recomiendan en casos de anemia. También nos aportan yodo, calcio, zinc y selenio, minerales muy importantes para el organismo.

En el mercado también las encontramos en lata y congeladas, aunque obviamente el sabor es diferente, pero su precio es más bajo. Las almejas se suelen tomar con un poco de limón, a la marinera, en salsa verde, con verduras o en platos de pasta, a los que da un gran sabor.

A la hora de comprar las almejas tenemos que hacerlo en un sitio de total confianza y procurar que sean muy frescas, por lo que debemos comprobar que el color y el olor no resultan desagradables. Tampoco deben estar rotas. Además, el líquido que llevan tiene que ser claro y con olor a mar, nunca desagradable.

Una vez en casa debemos poner las almejas en un recipiente con agua y sal para que expulsen la arena. Después debemos lavarlas con agua y cocinarlas, aunque debemos tirar las que no se abran, ya que indica que están en mal estado.