Hidratos

Aprovéchate de todos los beneficios de la avena

Depositphotos_14091076_l

Los cereales deben formar parte de una dieta variada y equilibrada, por ello no debe faltar la avena en nuestra alimentación, ya que nos aporta muchísimos beneficios.

En el mercado existen muchos tipos de avena, pero siempre es mejor escoger una de calidad, por ejemplo la que procede de Canadá, ya que así podremos beneficiarnos de todas las propiedades de la avena.

La avena nos aporta bastantes vitaminas, como algunas del grupo B y la E. Su contenido en folatos hace que esté indicada durante el embarazo. Asimismo nos aporta minerales tan importantes como el manganeso, el hierro, el selenio, el calcio, el cobre, el magnesio y el zinc.

Por otra parte la avena nos ayuda a mantener a raya los niveles de colesterol, ya que es rica en fibra que  elimina del organismo el exceso de colesterol LDL, por eso se recomienda en casos de hipercolesterolemia y para prevenir enfermedades cardiovasculares puesto que además ayuda a reducir la tensión arterial. La fibra también mejora el tránsito intestinal, por lo que debe ser un básico de la dieta diaria.

La avena nos aporta proteínas de calidad que son necesarias para los tejidos del organismo, por ello en lugar de comer tanta carne roja podemos tomar un poco más de avena, intentando que sea de calidad, como la avena canadiense.

La avena nos aporta mucha energía, pero siempre de forma saludable, ya que es rica en hidratos de carbono de absorción lenta, los más recomendables porque ayudan a mantener los niveles de glucosa estables en la sangre. Por ello la avena puede ser una muy buena opción para las personas diabéticas.

Quienes controlan su peso también se benefician de la avena porque contribuye a una mayor sensación de saciedad y a evitar picar entre comidas. Por eso cada vez más la avena forma parte de las dietas.

Más beneficios

Gracias a su contenido en antioxidantes que luchan contra los radicales libres, la avena nos ayuda a prevenir algunas enfermedades, así como el envejecimiento.

Por otro lado las grasas que contiene la avena son muy saludables. De hecho nos aporta grasas no saturadas y ácido linoleico, esenciales para ciertos órganos y para el buen estado de la piel.

A nivel mental la avena nos ayuda a reducir la ansiedad, consiguiendo que estemos más tranquilos y que incluso podamos dormir mejor.

La mayoría de las personas celiacas toleran bastante bien la avena, por lo que puede ser una buena opción para que la dieta sea más variada.

La avena la podemos tomar cruda, tostada, en harina o como un ingrediente más en sopas y ensaladas.