Proteinas

Atún, rico en grasas saludables y proteínas

Chopped Tuna over fresh arugula salad

El atún es uno de los pescados que más gusta, ya que no suele tener espinas y sí mucho sabor. Veamos qué beneficios nos aporta y si se debe consumir con moderación en ciertos casos.

El atún es un pescado azul muy rico en ácidos grasos omega-3 que ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, por lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Las proteínas del atún son fáciles de digerir por el organismo, y su ingesta nos aporta un tercio de las proteínas necesarias en un día. Además se trata de proteínas de alto valor biológico, más incluso que las de la carne.

Una ración de 100 gramos de atún nos aporta poco más de 100 calorías, siempre que se cocine de forma ligera o se compre en conserva sin aceite, por lo que puede tomarse si estamos a dieta.

Entre las vitaminas destacan las del grupo B, muy necesarias para el organismo. También este pescado es rico en vitaminas liposolubles. En el caso de la vitamina A, ésta aumenta la resistencia frente a las infecciones, mientras que la vitamina D favorece la absorción de calcio.

Los minerales que contiene en mayor proporción son el fósforo, el magnesio, el hierro y el yodo, fundamentales para una buena salud.

Consumo moderado

El atún se puede tomar al horno o a la plancha, con cebolla o tomate, aunque en el caso del atún en conserva se suele emplear para preparar platos de pasta, ensaladas, bocadillos o empanadas.

El atún es uno de los pescados que más mercurio acumula, por eso deben evitar su consumo las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y los niños menores de tres años. En el caso de los niños de entre tres y doce años, se recomienda limitar a 50 gramos a la semana su ingesta. También las personas con problemas de riñón o con gota deben evitar consumirlo.