Proteinas

¿Aún no has probado la carne de avestruz?

Depositphotos_28416019_l

La carne de avestruz es muy tierna, sabrosa y sana, aunque todavía su consumo no está muy extendido. Veamos qué nos aporta y cuáles son sus beneficios.

El avestruz es el ave más grande que existe y no puede volar. La mayor parte de la carne que se consume procede de las patas y muslos.

Se trata de una carne muy poco grasa, perfecta para aquellas personas que cuidan su peso o tienen problemas cardiovasculares. Asimismo es una carne con muy poco sodio, lo que beneficia a quienes deben hacer una dieta baja en este mineral, como los hipertensos.

A pesar de ser un ave, la carne de avestruz se asemeja más a la ternera que al pollo o al pavo, de hecho destaca por su color rojizo.

Uno de sus principales beneficios es su riqueza en proteínas de alto valor biológico, aunque a diferencia de otras carnes apenas contiene grasas y colesterol. Entre las vitaminas destacan las del grupo B. También es rica en hierro, que nos ayuda a prevenir problemas como la anemia, y otros minerales como el fósforo y el zinc.

En algunas carnicerías podemos adquirir carne de avestruz en solomillos, filetes e incluso hamburguesas. En el mercado también podemos encontrar jamón y otros embutidos, así como paté, elaborados con carne de avestruz.

Esta carne se suele preparar a la plancha, aunque también se puede cocinar asada o guisada con un poco de vino tinto. Si queremos que quede tierna y sabrosa lo mejor es cocinarla a fuego alto con el objetivo de que se cierren los poros y después cocerla. De este modo conseguiremos que se presente sonrosada por el centro y dorada por los extremos.

Por último, señalar que los niños y las personas mayores pueden tomar esta carne porque es muy jugosa, fácil de digerir y nutritiva.