Frutas

Beneficios de la manzana en la salud

Apple with a heart

La manzana es la fruta procedente del manzano, el árbol que más se cultiva en todo el mundo. Se trata de la una fruta con múltiples beneficios para el organismo y que se consume desde hace siglos.

La manzana se puede tomar sola, asada, en tartas y pasteles, en ensalada o acompañada de otros alimentos como ternera. De la manzana se obtienen productos como la sidra, la compota y el zumo, deliciosos y muy apreciados. El vinagre de manzana es un aderezo más suave para el estómago que el vinagre de vino porque contiene menos ácido acético.

Propiedades de la manzana

La manzana contiene un 85% de agua, lo que la convierte en una fruta muy hidratante. También es rica en fructosa y otros azúcares. Además contiene una cantidad importante de fibra y potasio, el cual interviene en el equilibrio de agua a nivel celular.

La manzana ejerce una acción antioxidante muy beneficiosa, ya que posee polifenoles. Los antioxidantes neutralizan los radicales libres, disminuyendo y evitando daños en el organismo. Por ello las manzanas ayudan a prevenir el riesgo cardiovascular y las enfermedades degenerativas.

Si tomamos la manzana cruda y con piel ejercerá una acción laxante, mientras que si la tomamos pelada, rallada y oscurecida será astringente y por lo tanto adecuada en casos de diarrea.

Compra y conservación

En el mundo existen muchas variedades de manzanas y la mayoría de ellas se pueden consumir desde septiembre hasta junio, aunque hay otras que se encuentran casi todo el año. Cuando compremos manzanas debemos escoger las que no tengan golpes, marcas o arrugas. Para saber si están maduras podemos cogerlas por el centro y presionar ligeramente. Si la carne es firme y la piel únicamente se arruga un poco entonces está lista para comer. Podemos conservarlas a temperatura ambiente durante unos días.

  • Pingback: Washington, una capital cosmopolita