Frutas

Beneficios del limón en la salud

Eureka lemons

El limón es un fruto que procede del limonero y que se cultiva sobre todo en países como España, Italia y Portugal. Destaca por su gran contenido en vitamina C, fundamental para el organismo.

Podemos encontrar limones durante todo el año para preparar zumos, aderezos, sorbetes, granizados, salsas, tartas, helados, etc.

El limón en sí no se suele comer entero, lo más habitual es tomar su zumo o partirlo en rodajas que se utilizan para la preparación de diferentes platos, como carnes y pescados.

Propiedades del limón

El limón está compuesto sobre todo de agua y apenas contiene calorías, menos de cuarenta por cada unidad. Además el limón nos ayuda a eliminar toxinas y actúa como bactericida.

Su elevado contenido en vitamina C o ácido ascórbico refuerza las defensas del organismo y ejerce un gran poder desinfectante, por lo que es perfecto cuando estamos resfriados o tenemos gripe.

Entre los minerales que el limón contiene cabe mencionar el potasio, que es beneficioso en casos de hipertensión y equilibra los líquidos en el organismo. Además es rico en magnesio, calcio y fósforo, aunque también contiene sodio, hierro y flúor.

El limón nos aporta otras vitaminas fundamentales, como la tiamina y la niacina, que previenen ciertas enfermedades como el beriberi y la pelagra.

El limón también se recomienda para personas que sufren enfermedades gastrointestinales y diabetes, así como para prevenir y curar los cálculos renales.

Compra y conservación

Cuando vayamos a comprar limones debemos elegir aquellos que parezcan pesados en relación a su tamaño. La cáscara debe ser lisa, brillante y firme, y siempre de un color amarillo intenso. Si la cáscara es gruesa el limón tiene menos pulpa y menos zumo, aunque su tamaño sea más grande.

No es necesario guardarlos en la nevera, ya que fuera de ella pueden conservarse durante dos o tres semanas.

  • Pingback: cómo evitar y eliminar los olores en la nevera