Verduras

Berenjena, mucho mejor en verano

Eggplant

El verano es la estación perfecta para disfrutar de muchas verduras y hortalizas como la berenjena, muy sana y fácil de preparar. Se cree que la berenjena procede de la India y que llegó al continente europeo en la Edad Media.

Propiedades

La berenjena destaca por su escaso aporte calórico y por su contenido en fibra, vitaminas y minerales. Pertenece a la familia de las solanáceas, como es el caso del tomate y el pimiento.

La berenjena contiene un 92% de agua y sólo nos aporta unas veinticinco calorías, por lo que es perfecta para que controlemos el peso.

Contiene minerales imprescindibles para el organismo como el manganeso y el potasio, el cual ejerce un ligero efecto diurético que nos ayuda a prevenir la retención de líquidos. Se recomienda tomar berenjena cuando padezcamos problemas del corazón, del aparato digestivo, de los riñones o del hígado.

Debemos comer la berenjena siempre cocinada, ya que contiene solanina, una sustancia tóxica en el caso de que la tomemos cruda. Por ello la cocinaremos y disfrutaremos de su suave sabor, ya sea como guarnición de carnes y pescados o en tortilla, con tostadas, rebozada, rellena, asada, en crema o a la parrilla. Si no queremos que se oscurezcan podemos echarle un poco de limón o de vinagre.

Compra

Tenemos que elegir las berenjenas que sean alargadas, tersas y cuya piel esté brillante. No podemos tenerlas sin consumir mucho tiempo, ya que como máximo duran una semana en la nevera.

Si queremos saber si una berenjena está madura podemos ejercer un poco de presión con los dedos sobre la piel. En el caso de que los dedos dejen sus huellas sabremos con certeza que está madura y lista para consumir.

Aunque la berenjena se cultiva en todo el mundo, en nuestro país podemos disfrutar de la berenjena de Almagro, con denominación de origen y de gran calidad.