Trastorno Alimenticios

¿Qué es la Bulimia nerviosa?

bulimia nerviosa

Los trastornos alimenticios nos preocupan. Seguro que casi todos nosotros conocemos algún caso cercano, que nos ha impactado y por ello siempre vale la pena estar bien informados. Ayer dedicamos espacio a responder la pregunta Anorexia nerviosa ¿cómo se trata? y para hoy enfocamos mirada hacia el otro trastorno tristemente “célebre”: la bulimia nerviosa.

Bulimia nerviosa

La bulimia se caracteriza por episodios de “atracones” de comida  intercalados con “purga” en forma de vómitos (en la mayoría de los casos)  y por  uso de laxantes. La bulimia tiende a ser menos severa que la anorexia, aunque puede convertirse en anorexia si se deja sin tratar.

En cuanto a discriminación de pacientes por sexo, los varones tienden a ser minoría bulímica: alrededor del 65% de los pacientes son mujeres. La bulimia también puede desarrollarse como resultado de la excesiva ingesta compulsiva, que se acompaña de una sensación de estar fuera de control, seguido por un remordimiento intenso.

Síntomas

Los síntomas para todos los trastornos de la alimentación tienden a centrarse alrededor de la comida y de la percepción de la  imagen corporal. Si notas que alguien de tu entorno se ha desarrollado extraños hábitos alimenticios, tales como reducir drásticamente la cantidad de alimentos ingeridos, comer en viajes privados, bañarse mucho después de comer, o comer sólo ciertos alimentos “seguros”, no dudes que esa persona puede estar sufriendo un trastorno alimentario . Los trastornos alimentarios también suelen funcionar en tándem con problemas psicológicos como la ansiedad y la depresión, y se ven agravados por la angustia acerca de la imagen corporal.

Los trastornos alimenticios son graves, y si alguien que conoces parece estar perdiendo peso a un ritmo peligroso o presenta cualquier otro síntoma de un trastorno alimentario, ponte alerta y pide ayuda.