Consejos Terapéuticos

Café descafeinado

Old-fashioned Coffee Grinder

El café descafeinado ofrece una alternativa a los consumidores de café que son sensibles a la cafeína o desean seguir disfrutando de café durante el día (o la noche, en caso de trabajadores nocturnos) pero sintiéndose libres de impacto de  los efectos de la cafeína.

¿Cómo es posible descafeinar el café?

Se consigue a través de un proceso que impacta en el producto mediante la eliminación de 97% o más de la cafeína naturalmente existente en los granos de café aún verdes, antes de ser sometidos a calor o “asarlos” como comúnmente se dice.

Los principios que se utilizan para descafeinar el café son similares, con mínimas variaciones que se producen entre los diferentes productores o fabricantes y dependen del agente descafeinador y del proceso de fabricación que se emplea.

El proceso en pocos pasos

- Los granos verdes se empapan en agua o al vapor;
– Estos granos se exponen a un agente de descafeinado que extrae la cafeína del grano de los mismos
– Se retiran de la solución rica en cafeína
– En algunos casos, la cafeína se elimina de la solución a través de un sistema de filtrado;
– En la solución libre de cafeína pueden ser reintroducidos los granos para volver a agregar el sabor que pueda haber sido inadvertidamente extraído;
– Los granos descafeinados se secan y  a continuación están listos para asar (someter al calor).

¿Cuáles son los agentes que se utilizan en la descafeinación de café?

- Dióxido de Carbono
– El “aceite” de café
– Acetato de Etilo
– Cloruro de metileno
– Agua

Aunque cada uno de nosotros deberíamos tomar sus propias decisiones en relación a que el tipo de proceso de descafeinado responda a sus expectativas, puedo decirte con tranquilidad: mantén tu identidad, sigue bebiendo tranquilo tu café ya que todos los tipos de café descafeinado son absolutamente seguros en términos de exposición a los productos químicos, que se utiliza en el proceso.