Consejos Terapéuticos

Rediseño de recetas de cocina

¿Es posible rediseñar las recetas de cocina? ¿Cuál es el propósito? ¿Cuál es la ventaja? ¿Es seguro hacerlo? Seguramente al leer un título como el anterior te haces estas y otras preguntas. El objetivo de dedicar algo de espacio al tema es precisamente, responder esas dudas. ¿Me acompañas?

¿Es posible?

Claro que sí, sustituir ingredientes y rehacer las proporciones es una de las formas más comunes de llevar a cabo este proceso. El primer paso, antes de sumergirte por delante con una receta, lo mejor es revisarla y pensar en lo que se  puede cambiar para convertirlo en una receta saludable. La ventaja es precisamente eso: tomar opciones más saludables. Toma nota de cualquier alteración, por lo que puedes hacer referencia a ella la próxima vez que prepares esa misma receta.

¿Es seguro hacerlo?

Puede que tengas que pasar por esa tediosa etapa del ensayo y el error y tendrás que hacer la receta un par de veces antes de llegar a los resultados “perfectos” que deseas. Sin embargo, encontrar la combinación correcta de ingredientes – el sabor deseado, la consistencia esperada y los mejores nutrientes – es un un esfuerzo que bien vale la pena.

Una vez que pongas manos a la obra con el desafío y comiences a tener éxito, verás que el procedimiento se te vuelve un hábito y cada vez que una receta llega atus manos comienzas naturalmente a “estudiar” cómo bajar calorías, como sustituir grasas, como agregar fibra etc etc.

Como podras ver, unos pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia en la cantidad de grasa, calorías y sal en una sola porción.