Hidratos

Carbohidratos simples y carbohidratos complejos

Low GI Carbs

Una dieta sana y equilibrada proporciona a tu cuerpo los carbohidratos que necesita para sobrevivir. Los carbohidratos son responsables de proporcionar la energía que necesitas para respirar, mantener tu temperatura corporal, los músculos tonificados y realizar otras funciones corporales. Si no estás seguro de si tu dieta contiene suficientes carbohidratos, te invito a aprender más acerca del tema.
Se conviene en clasificar o dividir a los carbohidratos en dos grupos básicos: simples y complejos

Los carbohidratos simples

La categoría de los hidratos de carbono simples incluye azúcares simples y dobles. Por ejemplo, los azúcares simples, también conocidos como monosacáridos, incluyen glucosa, fructosa y galactosa. Los azúcares dobles, o disacáridos, consisten en dos azúcares unidos juntos. Para ser claros: nuestro azúcar de mesa, por ejemplo, se compone de glucosa y fructosa. Las frutas, refrigerios y bebidas azucaradas tienen cantidades significativas de hidratos de carbono simples.

Los hidratos de carbono complejos

Los carbohidratos complejos están compuestos de muchos azúcares unidos entre sí. Ellos incluyen almidones, glucógeno – que es la forma en que tu cuerpo almacena carbohidratos en forma de grasa -  y fibra. Los carbohidratos complejos se encuentran naturalmente en muchos alimentos. Por ejemplo, los cereales integrales, las verduras y las legumbres contienen carbohidratos complejos.

Carbohidratos “buenos” y “malos”

Cuando los expertos en salud califican a los carbohidratos como “buenos” o “malos”, no quiere decir que debes evitar ciertos tipos de carbohidratos por completo o consumir mucho de los otros. Más bien, estamos hablando de un tema de precauciones genéricas que promueven buena salud.
Si te inquieta saber qué es mejor comer y qué alimentos debes evitar en relación a este tema, te invito a estar pendiente del próximo post.