Frutas

Cinco razones para comer más peras

page of pears

Hace un par de meses atrás, cuando se hablaba de “aquello” del inminente fin del mundo yo me preguntaba…  2013: ¿qué nos espera?. fue cuando me hice una promesa a mi misma: cambiar mis hábitos alimenticios en serio. Decidí que no sólo me alcanzaba con saber mucho sobre alimentos e investigar más cada día.

Me decidí a predicar con el ejemplo… y en ese sentido hay una fruta que ha superado todas mis expectativas ya que incluirla en la dieta ha sido muy fácil y disfrutable y las propiedades medicinales de las peras son tantas que casi podría definirse como un alimento funcional.

He aquí las cinco razones que sintetizo para alentarte a seguir mi camino..

Refuerzo inmunitario

Los nutrientes antioxidantes presentes en las peras son fundamentales en la construcción y fortalecimiento de tu sistema inmunológico. Bebe zumo de pera cuando sientas un frío de aquellos…

Combatir la inflamación

El zumo de pera tiene un efecto anti-inflamatorio y ayuda a aliviar los enfermos de mucho dolor en diversas afecciones inflamatorias.

Osteoporosis

Las peras contienen alto nivel de boro. El boro ayuda al cuerpo a retener el calcio, lo que impide o retarda la osteoporosis.

Embarazo

El alto contenido de folato (ácido fólico) previene los defectos del tubo neural en los bebés.

Evitar problemas de garganta

Las peras están en temporada durante el verano por una razó: beber un zumo  de pera cada mañana ayuda a enfriar el cuerpo a la vez que nutre y ayuda a prevenir problemas de garganta.

Créeme que hay muchas más ventajas, especialmente si eliges elaborar tus zumos de peras sin pelarlas. Pero prometí elegir las cinco que más me seducen y esas fueron las elegidas. ¿Te sumas a una dieta más sana?