Consejos Terapéuticos

Claves para higiene de alimentos en primavera y verano

Washing broccoli

A medida que el clima se calienta, la forma como se manipulan y procesan los alimentos, (es decir el protocolo de higiene) debe ser cuidadosamente realizada. Hoy comparto los consejos imprescindibles para el manejo adecuado de los mismos y para que tengas total seguridad de hacer las cosas bien en este aspecto.

¿Cuál es el reto?

Bien simple: prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos. Picnics, barbacoas, comidas al aire libre, comer en la playa o piscina, es decir: comer al aire libre en general, son de las mejores ventajas de verano. Pero es fácil olvidar que a medida que la temperatura aumenta, también lo hace la probabilidad de enfermarse a causa de alimentos contaminados.

Las bacterias prosperan en malas condiciones de higiene; en temperaturas  más cálidas, la mayoría de la gente cocina al aire libre con frecuencia lejos de fregaderos, frigoríficos y termómetros de cocina.

¿Qué hacer para evitar intoxicación alimentaria este verano?

  • Mantener la higiene

Lavar las manos, las superficies, y la comida es una de las maneras más fáciles de prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos. Es una pequeña inversión de tiempo que resulta en mejores condiciones de salud y menor riesgo de proliferación bacteriana.

Respecto a las manos, hay que lavarlas siempre con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes y después de manipular alimentos. Si estás al aire libre y sin acceso a un lavabo, utiliza desinfectante para manos antibacterial como alternativa.

Por último, la higiene de los alimentos. Debes enjuagar las frutas y verduras; es algo tan simple como verter agua del grifo por encima de ellos. Ahora bien: si estás sin acceso a agua corriente, esta operación puede ser difícil. Las soluciones son dos: lavar los alimentos antes de salir de casa, o sumergirlos en agua con unas gotas de hipoclorito de sodio (lejía o agua de javel)  o en agua con vinagre.

En suma: ve pensando algunas ideas de reciclaje para espacios exteriores, pensando en cenar, cocinar y pasar mucho tiempo “gastronómico” en espacios abiertos.