Verduras

Coliflor, una verdura ideal en invierno

Cauliflower

La coliflor es una verdura que podemos tomar estos meses de frío, ya que ahora es su mejor época. La coliflor tiene un sabor muy característico y es muy saludable por su riqueza en vitaminas y minerales.

Características

Debemos comprar la coliflor con apariencia limpia, firme y compacta, con hojas verdes y tiernas. Si vemos que tiene manchas o motas no debemos comprarla.

En casa la podemos conservar en la nevera metida en una bolsa de plástico agujereada para que dure hasta una semana. Es mejor no lavarla hasta que la vayamos a consumir. La coliflor la podemos preparar cocida, como parte de una menestra, con arroz, rebozada, al horno, con mayonesa, etc.

Propiedades de la coliflor

La coliflor se compone principalmente de agua. Apenas contiene hidratos de carbono y grasas, por lo que es un alimento poco calórico. Además es muy saciante, así que es perfecta en casos de hacer dieta.

Por otra parte nos aporta una importante cantidad de fibra, vitaminas y minerales. La coliflor es rica en vitamina C con acción antioxidante, aunque también contiene folatos y vitaminas de grupo B.

Los minerales que se encuentran en cantidades destacables en la coliflor son el potasio y fósforo, pero además contiene hierro, magnesio y calcio.

Es recomendable tomar coliflor por su contenido en elementos fitoquímicos, ya que parece que pueden ayudar a prevenir enfermedades degenerativas y a estimular el sistema inmunológico. Algunos de estos compuestos azufrados son los que producen el fuerte aroma que desprende cuando se cocina coliflor. Si queremos evitar este olor podemos añadir al agua de cocción una patata o una manzana.

La coliflor ejerce una acción diurética que nos beneficia en casos de retención de líquidos e hipertensión. Por  otra parte la fibra y los compuestos de azufre pueden producir flatulencia y dificultad de digestión, un problema que podemos disminuir cocinándola con comino o hinojo.