Consejos Terapéuticos

Comer comida de verdad

comer comida de verdad

Seguro que el título te impactará o por lo menos despertará tu curiosidad. Pero lo cierto es que están surgiendo en todo el mundo grupos de personas (que se organizan formal o informalmente como tales) que creen que promover un “regreso” a los alimentos básicos en estado natural, más que una filosofía de vida, significa recorrer un largo camino hacia la prevención y reversión de muchos de los problemas de salud  relacionados con el estilo de vida que en la actualidad afectan a la mayoría de la población mundial.

Pero, ¿es realmente tan simple como comer alimentos reales, enteros, puros sin manipulación de ningún tipo? Mientras que muchos de nosotros podemos pensar que una dieta llena de proteínas naturales, frutas frescas y verduras coloridas sería una receta infalible para la buena salud. Sin querer desilusionarte, lo cierto es que aquí en el siglo 21, estos alimentos enteros reales no nos pueden proporcionar los mismos beneficios de salud en la medida que lo hacían con nuestros antepasados.

Pensemos en una manzana…

Es una  comida “verdadera”  ¿no?. Pero… ¿qué pasa con la manzana moderna que hace que sea menos “saludable” para nosotros respecto a lo que fue para nuestros antepasados? Para empezar, la manzana de hoy probablemente no esté cultivada en suelo lleno de vitaminas y minerales esenciales. En cambio, se cultiva probable en un suelo sometido a exceso de cultivo y algo deficiente en micronutrientes. Según recientes investigaciones, una manzana tiene hoy un 96% menos de hierro,  48% menos de calcio, un 84% menos de fósforo y un 82% menos de magnesio en relación a una manzana de hace tan sólo 80 años. Impactante…¿no?

Otros factores que pesan

Tampoco estamos comiendo manzanas a pocos momentos después de que fueron recogidas o necesariamente en la cima de su madurez. Las manzanas que compramos en las tiendas de hoy en día fueron recogidas a menudo prematuramente y enviadas a miles de kilómetros de distancia, perdiendo en ese tiempo sus vitaminas y minerales progresivamente por cada minuto de cada milla recorrida.

Por desgracia, la gran mayoría de nuestras manzanas modernas no son manzanas “limpias”, naturales de cosecha propia. Lo sé…, es un dato o feo pero interesante; yo creo que importa saber que en la mayoría de los países es probable que una manzana se pulverice con hasta 42 diferentes plaguicidas, y sabido es que estos pesticidas pueden causar trastornos hormonales, cáncer y daño nervioso y reproductivo.