Consejos Terapéuticos

¿Comer menos y vivir más?

Increíble pero cierto… ya que algunos estudios (precursores de muchos otros que continúan con la investigación en este sentido) demuestran evidencia al respecto. Eso sí… no se trata de “pasar hambre” de cualquier manera, sino de comer los mínimos alimentos pero muy nutritivos…

Aprendamos algo más al respecto

Un grupo de científicos observó ya en el año 1934 que las ratas de laboratorio alimentadas con dietas “de hambre” han vivido a pesar de ello,  mucho más de lo esperado. Este efecto fue confirmado por un experimento llevado a cabo por R. Weindruch y otros con ratones en 1986.
Desde entonces en casi todas las especies en que se ha  probado se registran los  mismos resultados. Animales, siempre y cuando los nutrientes esenciales les sean provistos, van a vivir más tiempo con una dieta que les mantiene con hambre, pero vivos.

Ahora los seres humanos lo están mirando y en algunos casos “experimentando” tratando por sí mismos. La Sociedad CR es un grupo de personas dedicadas a la prolongación de sus vidas, y están actuando empíricamente respecto a este tema, al vivir bajo una dieta de calorías reducidas. Las personas que se embarcan en esta dieta presentan algunos   efectos anti-envejecimiento, tales como resistencia a la insulina y la presión arterial reducida.

¿Qué dicen los hechos?

Además, en uno de los pueblos más longevos del mundo, los habitantes de Okinawa, la práctica de restricción de calorías como parte supervivencia, es parte de su cultura. Conocido como “hara hachi bu”, la costumbre es dejar de comer antes de que estén llenos, y se comen sólo 1200 calorías al día.

Por lo tanto, ¿morirse de hambre prolonga la vida? Tal vez. Cuánto vas a disfrutar de tu vida sin tus aperitivos favoritos… ¡es otra cuestión!.

Fuente: listverse
  • Sonia

    No es cuestión de comer menos, es comer mejor.
    Os invito a conocer la dieta mediterranea y sus beneficios.