Consejos Terapéuticos

¿Cómo afecta el consumo de alcohol a la piel?

Assorted alcoholic beverages isolated on white

De sobra sabemos que el alcohol es malo para la salud, aunque también estropea la piel, por eso si nos preocupamos por nuestro físico es importante reducir al máximo su ingesta o no probarlo.

En los meses de verano, al hacer más vida social y salir a tomar algo, normalmente se bebe más, pero es mejor tomar bebidas sin alcohol o como mucho una copa de vino tinto, el único que tomado con mucha moderación puede incluso ser beneficioso para prevenir algunas enfermedades cardiovasculares, aunque siempre que se trate de una persona sin problemas de salud previos.

Quienes toman grandes cantidades de alcohol son más propensos a mostrar más signos de envejecimiento en la piel. De hecho el alcohol afecta a las fibras de colágeno y por tanto aparecen más arrugas y se pierde elasticidad. Asimismo la piel puede adquirir un tono amarillento y apagado debido al daño que el alcohol produce en el hígado. Otro de los efectos que puede producir el alcohol en la piel es un incremento del acné.

Por otra parte el alcohol puede causar manchas rojizas en la piel de la cara, sobre todo en las personas que padecen cuperosis. También el alcohol suele deshidratar el organismo, por lo que acelera el envejecimiento de la piel.

El alcohol es muy rico en azúcares y calorías, por lo que engorda muchísimo, lo que también afecta a la calidad de la piel, ya que los cambios de peso pueden producir la aparición estrías en la piel del cuerpo. La ingesta de alcohol puede empeorar la celulitis porque hace que retengamos más líquidos.

En definitiva, lo mejor que podemos hacer si queremos tener una piel bonita y sana es no probar el alcohol, beber bastante agua, no fumar, utilizar crema protectora y seguir una dieta equilibrada y variada.