Consejos TerapéuticosProteinas

Cómo cocinar el solomillo

Cuando cocinamos solomillo, queremos lograr el filete perfecto y para ello el punto de comienzo es elegir un corte de carne sabrosa con una cierta cantidad de grasa (no mucho). Te recomiendo que cada vez que puedas pruebes un método diferente para la preparación de la carne hasta hallar, la que a tu juicio sea la de mejor sabor.

Ahora bien, en base a mi experiencia es posible adoptar algunas consideraciones generales. Comienzo por señalar que un plato de carne bien cocida es más que un placer para los consumidores de carne. Este corte de carne en particular, de manera uniforme delgada requiere menos tiempo para cocinar y puede sostener su sabor especialmente si lo “sellamos” adecuadamente.

Pero insisto en señalar la validez del método de “ensayo y error” a la hora de elegir cómo cocinar el solomillo: podrás obtener una carne deliciosa en casi todos los métodos que usted se pueda imaginar. Si bien la receta clásica de filete frito es un favorito de todos los tiempos, para los amantes de la carne el problema de salud es contar con muchas calorías por porción y por el contenido de ácido úrico.

Pero no hay ningún problema (salvo concreta indicación médica)  en que  puedas disfrutar de una pequeña porción de ella de vez en cuando siempre que adiciones una gran cantidad de verduras en el lateral. No abuses de la sal e intenta conseguir los cortes más magros (desgrasados) posible.

Imagen: recetadeladietadelospuntos