Consejos Terapéuticos

Cómo comer fuera de casa y mantener la línea

restaurant meal

En verano solemos comer y cenar fuera mucho más a menudo, lo que implica que normalmente comamos más y ganemos peso. Veamos unos consejos para mantener el peso correcto aunque hagamos salidas y comidas en restaurantes.

En primer lugar debemos tomar una o dos horas antes algún alimento ligero, como un yogur o una fruta, para no llegar con un exceso de hambre al restaurante. Además si estamos cuidando la dieta debemos elegir restaurantes donde la comida sea saludable y natural, nada de fast food o similares.

A la hora de pedir la bebida, olvídate del alcohol y los refrescos porque son ricos en azúcares. Mejor beber agua que no engorda nada.

Un buen primer plato que nos ayudará a saciarnos es una ensalada de verduras y hortalizas, pero sin salsas ni acompañamientos ricos en calorías. A la hora de aliñarla un poco de aceite de oliva y sal será suficiente. Y muy importante, no tenemos que pedir entrantes porque suelen contener bastantes calorías.

El pan podemos probarlo pero no en exceso y menos antes de que traigan los platos, ya que comeremos sin darnos cuenta. Tampoco tenemos que probar lo que hayan pedido el resto de nuestros acompañantes y menos comer lo que ellos no quieran.

Como plato podemos pedir un pescado o una carne a la plancha o a la parrilla acompañada de verduras o patata asada, nada de fritas. Es recomendable no pedir ni pasta ni arroz por la noche porque contienen demasiados hidratos de carbono. Si los pedimos al medio día siempre debemos elegir las preparaciones más ligeras, evitando la nata o el queso, que son muy grasos.

En cuanto al postre, si nos hemos quedado llenos no hace falta pedir nada, aunque podemos tomar una infusión. Si al final pedimos postre lo mejor es escoger fruta fresca o compartir entre varios la opción más ligera.