Consejos Terapéuticos

¿Cómo comer mejor en invierno?

como comer mejor en invierno

Si creéis que la única protección contra el frío pasa sólo por el aislamiento térmico del hogar, estáis algo equivocados. También es posible combatirlo desde “adentro” de nosotros mismos, entre otras formas, a través de una dieta especial y eligiendo platos adecuados.

¿Cuál es la mejor manera de comer saludable durante el invierno?

En comparación con cualquier otra estación del año, el invierno es una época para estar dentro del hogar y, sobre todo alrededor de los sabrosos olores de una cocina en pleno uso. Sí, hace más frío afuera, y es posible que necesitemos  más calorías para mantenernos calientes. Nada es más satisfactorio en un día invernal, que un  enérgico plato de sopa caliente abundante.

La idea de los compartimentos del horno y los quemadores funcionando a pleno, es una idea en consonancia con este enfoque relativo al “calor interno”, y te animamos -sin tentarte con los excesos- a pensar en el invierno como un tiempo para celebrar la calidez de comer.

¿Qué elegir?

En los alimentos más saludables del mundo, están los guisados y las sopas de verduras o hechas a base de carnes magras y sanas. Piensa en ese día de tanto frío, estás camino a casa, y sabes que te espera un guisado casero humeante y sabroso… ¿no es verdad que te predispones mucho mejor?

Otra opción que nos seduce ya a partir desde el aroma: hornear. Puede ser hornear bizcochos, carnes, aves, tartas… ¡todo nos tienta! La salida del horno de cualquiera de estas recetas, convoca y mucho en cualquier día de invierno.

Por último y no menos seductor: asar con una barbacoa. En aquellos hogares donde está el privilegio de la calefacción a leña (una buena chimenea…) cumplir este acto puede ser una cosa diaria o tan frecuente como se quiera.

Te invito a elegir tu opción y por supuesto… a ponerla en práctica.