Consejos Terapéuticos

Cómo comer mejor en primavera y verano

Cómo comer mejor en primavera y verano. Llega esta época y además de renovar nuestros entornos exteriores (nos gusta dedicarnos a la jardinería, por ejemplo) llega el momento de trabajar con nuestro cuerpo, darle un respiro saludable a nuestro organismo, tomando medidas sencillas y eficaces en este sentido. Te invito a considerar algunas de ellas…

  • Incrementa el consumo de líquidos; en especial -por supuesto- agua, que es lo más sano, inocuo y que no suma calorías. Siempre es importante que aportes a tu organismo suficiente agua a través de tu dieta. El agua ayuda a que todas tus funciones corporales funcionen correctamente, por ejemplo: el agua ayuda en la digestión de cualquiera de demás alimentos que consumes y beber agua – sin duda- ayuda a mantener tus niveles de energía. Ahora bien: esto es particularmente importante en el verano y la ausencia de esta precaución o cuidado se manifiesta de inmediato: tu cabello y tu piel pueden secarse en poco tiempo y lucir muy mal. Se recomienda beber un mínimo de ocho vasos de agua al día; ten en cuenta que vale también el agua consumida como té u otras bebidas con ella preparadas.

  • No descuides tu consumo de proteínas; muchas personas tienden a reducir su ingesta de proteínas durante los meses más cálidos del año. Su cuerpo simplemente no anhela todas esas carnes en el clima caliente. Sin embargo, ello no debería implicar descuidar por completo las proteínas ya que éstas son vitales en tu dieta. Además, contribuirá a mantener tu cabello saludable, todo un desafío en los meses de verano donde el agua (salada de mar o de piscinas con cloro) y el sol azotan con furor.

  • Asegúrate de sostener niveles correctos de Potasio. Muchas personas tienden a ser más activas en los meses de verano, el buen tiempo invita a las caminatas y al ejercicio ya que hay más horas en el día para que tengas más tiempo para salir a la calle, montar a caballo etc. Por desgracia, se incrementará la sudoración durante los meses de verano y si no tomas precauciones  puede ser  causa de problemas musculares. ¿Cómo evitarlo? Asegurándose de consumir  suficiente potasio en su dieta durante los meses de verano. ¿Cuáles son éstos? Hay amplia y rica variedad, pero con importantes concentraciones señalo a los plátanos, el aguacate y los albaricoques.