General

Cómo comprar jamones ibéricos en Internet

Waiter slicing jamon (prosciutto)

Echando la vista atrás, y sin tener que mirar muy lejos, comprobaremos que es relativamente reciente el uso de internet para realizar casi cualquier gestión a través de la red, por más dispar que esta sea. En este artículo nos queremos central en daros algunos consejos sobre una en cuestión, acción que cada vez se va extendiendo más entre los usuarios, y no es otra que la de comprar jamones ibéricos en Internet.

Las empresas dedicadas a la venta de estos productos, los relacionados con el cerdo ibérico, han ido proliferando en la red, por lo que a la hora de decidir dónde comprar jamones ibéricos en Internet es de lo más difícil, ya que a la hora de introducir dicho término se nos vuelcan multitud de ellas en cualquier buscador.

De suponer es que una de las características que va a condicionar nuestra compra de jamón ibérico en Internet va a ser el precio del mismo, y en ese sentido os damos la primera pauta a seguir para que nuestra compra sea un éxito: No dejarnos llevar por precios irrisorios, estaremos alertas para no pagar más de lo que vale un jamón ibérico, pero debemos de tener claro que no nos lo van a regalar, por lo que debemos desconfiar de precios demasiado bajos.

A continuación os dejamos los puntos a seguir para que nuestra compra jamones ibéricos en Internet sea un éxito:

  1. Identificar un buen jamón a través de la web: Los jamones ibéricos son alargados y estilizados, y sus pezuñas de color oscuro. Además, en la foto deberíamos poder apreciar la vitola del Consejo Regulador de la Denominación de Origen.
  2. Localizar una tienda que nos de confianza, y para ello deberían de facilitarnos la información completa sobre el jamón (raza, alimentación, curación…), claridad en las condiciones de compra (precio, transporte, impuestos…), datos de la empresa (dirección, NIF, teléfono…), precio (ni muy caro ni muy barato), seguridad de pago (es segura la página cuando aparece un candado cerrado en la barra inferior del navegador y la dirección empieza por ‘https://)
  3. Como medida de seguridad, imprime la página de confirmación de la compra y conserva todos los correos electrónicos que recibas del comercio.
  4. Consultar las condiciones de devolución para que ésas sean más favorables.

Finalmente indicaros que en el caso de que el comercio en cuestión no nos haya atendido como es debido, siempre podremos poner una reclamación en la Oficina de Atención al Consumidor más cercana.