Consejos Terapéuticos

Cómo comprar y manipular alimentos de forma segura

Paper bag with food

En estos días estamos acudiendo a las tiendas y supermercados más de lo habitual para tener todos los alimentos que necesitamos y preparar nuestros platos de navidad. Hoy os damos unos consejos para hacer la compra y cocinar de forma segura.

Lo más importante, tanto en Navidad como el resto del año, es comprar los productos en establecimientos comerciales autorizados, ya que de este modo sabremos que están sometidos a un control sanitario periódico en lo que se refiere a instalaciones, manipulación de alimentos, prácticas de higiene…

En otros casos podemos comprar los productos alimenticios online, ya que en internet existen empresas que ofrecen todo tipo de productos, una opción cómoda pero que también debe ser de confianza para evitar problemas. Por ejemplo, podemos acceder a OLX, un portal de anuncios clasificados de temáticas muy variadas, como la compra-venta de todo tipo de productos hasta comunidades sociales, cursos educación, etc. Además, el portal OLX está presente en más de 106 países.

Consejos durante la compra

Tenemos que estar muy atentos a las fechas de caducidad, sobre todo en productos perecederos como la carne y el pescado.

En todo caso lo mejor es no comprar alimentos cuyos envases estén rotos o estropeados, ya que pueden contaminarse. Los alimentos deben estar almacenados  en envases limpios y que impidan la contaminación.

Medidas a tomar en casa

Si cuando estamos en casa vemos que los alimentos no tienen el color, el olor, el sabor o la textura habituales deberemos acudir a la tienda para cambiarlo y no consumirlo de ningún modo.

En casa debemos mantener unas pautas de higiene, como limpiar adecuadamente los utensilios, paños y superficies donde preparemos los alimentos, especialmente en el caso de la carne cruda, el pescado y los huevos.

Además nosotros debemos lavarnos bien las manos cada vez que toquemos alimentos crudos o los utensilios que hemos utilizado. De hecho, debemos guardar los alimentos crudos separados de los ya cocinados y protegidos de cualquier contaminación.

Es importante que los alimentos se preparen con la menor anticipación posible. Si terminamos de comer lo mejor es recoger las sobras cuanto antes y guardarlas correctamente en la nevera para evitar que se contaminen.

Además tenemos que lavar muy bien las frutas y verduras, evitar las recetas que lleven huevo crudo, asegurarnos de que el pescado y el marisco son frescos y mantener los postres con nata o crema en la nevera durante como máximo un día

En cuanto a los congelados debemos descongelarlos en la nevera y solo los sacaremos para cocinarlos. Tampoco tenemos que congelar los alimentos que previamente hayamos descongelado.