Consejos Terapéuticos

Cómo evitar el efecto rebote de una dieta

Frustrated woman with scale

Muchas personas sufren el efecto rebote una vez que finalizan una dieta, sobre todo si son de las llamadas “milagro” o excesivamente bajas en calorías.

El efecto rebote consiste en recuperar los kilos perdidos, incluso más, cuando empezamos a comer como antes de empezar la dieta. Esto se produce porque el cuerpo, tras una dieta muy estricta, reduce el gasto calórico para seguir funcionando y cuando volvemos a comer como siempre lo almacena por si volvemos a someternos a una dieta de esas características. Estas bajadas y subidas de peso no son nada recomendables y afectan negativamente a la salud.

Para evitar las consecuencias del efecto rebote lo más importante es cambiar nuestros hábitos de por vida y concienciarnos de ello. No se trata de hacer dieta siempre, sino de mantener nuestro peso con una dieta variada y equilibrada, cuidándonos un poco más cuando veamos que sobrepasamos nuestro peso ideal, pero siempre perdiendo estos kilos que sobran poco a poco, nunca más de un kilo a la semana.

No debemos hacer una dieta pensando en todo lo que comeremos cuando terminemos, sino que debemos aprender a comer mejor y más sano, evitando la dieta anterior que nos llevó a ganar esos kilos de más.

Además tenemos que evitar seguir dietas que prohíban los hidratos de carbono, sin bien estos se deben reducir no se deben dejar de tomar, sobre todo los saludables como los procedentes del pan, la pasta, el arroz y las legumbres, aunque siempre de forma moderada.

También tenemos que incrementar el consumo de frutas y verduras, pero no como un castigo, sino como parte de una dieta saludable. La fruta es un tentempié perfecto para tomar a media mañana o como merienda, así evitaremos picar alimentos más calóricos. Además, gracias a su sabor dulce puede ayudarnos a reducir la ansiedad por alimentos muy azucarados.

En todo caso nunca debemos seguir dietas que estén de moda o sean muy restrictivas, ya que suelen ser peligrosas y donde más aparece el efecto rebote. Una dieta personalizada y bajo supervisión médica si necesitamos perder bastantes kilos es lo más apropiado.

Y muy importante, cada día debemos practicar un poco de ejercicio, evitando el sedentarismo.