Consejos Terapéuticos

Cómo hacer de tu cocina un lugar seguro? (III)

A la primera y segunda entrega, sumamos hoy esta última donde cerramos el tema y esperamos contribuir con buenos consejos a tu práctica culinaria diaria. Una de las medidas básicas e imprescindibles es mantener los gérmenes fuera de los alimentos que consumes y procesas.

Para ello, el primer paso es mantener en condiciones higiénicas al chef y sus colaboradores además -por supuesto- de mantener limpio el espacio de la cocina. La idea es mantener controlados a los gérmenes, que pueden contaminar los alimentos.

Quien cocina debe siempre lavarse las manos con jabón y agua inmediatamente antes de comenzar cualquier receta. Esto es especialmente importante para las recetas que impliquen contacto con los alimentos directamente, como amasar o mezclar los ingredientes con las manos.

Especialmente importante es asegurarte de lavar tus manos antes y después de manipular carne cruda, aves de corral, huevos, y productos de pescado debido a que estos alimentos pueden contener bacterias. Lo último que deseas, es conseguir que las bacterias residan en tus manos, porque entonces podría terminar en la boca de todos los comensales.

Imagen: arzolla Fuente: kidshealth