Verduras

Cómo hacer tomates en conserva en casa

tomates lata

Como dice el título, tú mismo puedes hacer tus propios tomates conservados en casa, sin necesidad de  una olla de presión. ¿Aprendemos cómo?

Ten a mano algunos limones pues habrá que añadir un poco de zumo de limón o lima para hacer el proceso.

  • Primer paso:

Elige tomates frescos libres de grietas, manchas o moretones; lávalos  y ponlos a preparación siguiendo las siguientes instrucciones:

-Sumergir los tomates en agua hirviendo durante 1 minuto, o hasta que la piel comienza a agrietarse. La mejor manera de hacerlo colocando los tomates en una cesta de metal, colador de metal, o simplemente paquete de gasa. -Después de sacar del agua hirviendo, inmediatamente sumerge los tomates en agua helada. Las pieles ahora deben deslizarse con facilidad.
-Quita la piel, corta los tomates y las semillas.

  • Segundo paso:

Se trata del envasado y deberás  contar con frascos bien lavados (en lo posible esterilizados) y sus respectivas tapas; además escoger uno de estos dos métodos: el frío o el caliente.

El proceso de esterilizar los frascos es muy sencillo, pero sí o sí debes respetarlo pues omitirlo arruinará todos los demás esfuerzos y no podrás consumir tus conservas. Puedes hacerlo por ebullición, o en el lavavajillas.

Los pasos y métodos de esterilización de envases:

Existen dos métodos de envasado, el “frío” y el “caliente”.

Método “frío”: Añade una cucharada de zumo de limón o lima completo en cada frasco; si son grandes (tamaño cuarto) añade dos cucharadas. Esto es muy importante pues el zumo ayuda a conservar los tomates.  Coloca los tomates en los frascos. Vierte agua hirviendo sobre los tomates dejando 1 / 2 pulgada de espacio en la parte superior del frasco para evitar que los tomates se derramen  arruinando el sellado. Agrega 1 / 2 cucharadita de sal en cada frasco de medio litro, o 1 cucharadita de sal a cada frasco de un cuarto.

Método caliente: Después de lavar, cortar y pelar los tomates, colócalos en una olla grande. Agrega suficiente agua para cubrir el tomate por  completo. Hierve los tomates por 5 minutos agitando constantemente. Añade una cucharada de zumo de limón o lima completo en cada frasco  pequeño y para frascos de tamaño cuarto, añade dos cucharadas.  Rellena de los tomates y su zumo en los frascos, dejando 1 / 2 pulgada de espacio en la parte superior del frasco para evitar que los tomates se derramen y se arruinane el sellado. Agrega1 / 2 cucharadita de sal en cada frasco de medio litro, o 1 cucharadita de sal a cada frasco de un cuarto.

Proceso en la olla: Comienza tapando bien esterilizadas y sumerge y mantén en agua hirviendo durante 45 minutos. Puede utilizar una olla de baño de agua, o simplemente hervir en una olla grande. Retira los frascos del agua hirviendo con mucho cuidado y deposítalos con suavidad donde puedan “descansar” tranquilos, generalmente durante la noche. Debes verificar el sellado a la mañana siguiente, pulsando en la parte superior del envase: éste   no debe dar vuelta fácilmente. Etiqueta con el contenido y la fecha de envasado.

Conserva en un lugar fresco y seco.