Consejos Terapéuticos

Cómo influye el alcohol en el colesterol

Depositphotos_10662210_l

El consumo de bebidas alcohólicas está contraindicado cuando una persona tiene el colesterol elevado. Veamos el porqué y si el consumo de una cantidad moderada de vino es aconsejable.

La ingesta de alcohol provoca que el aparato digestivo lo absorba rápidamente y que de allí pase el hígado, el órgano encargado de metabolizarlo. Cuando existe un consumo importante de alcohol, las enzimas encargadas de metabolizar las grasas tienen que metabolizar el exceso de alcohol y se produce un incremento de grasa en el hígado, aumentando los triglicéridos y el colesterol LDL, el más perjudicial para la salud, sobre todo para el corazón.

Hay que señalar que un consumo excesivo y continuo de alcohol también puede producir inflamación hepática y después hígado graso y cirrosis.

Asimismo, el exceso de alcohol es un factor que incrementa el riesgo de ateromas causados por los niveles elevados de colesterol LDL. También puede producir un aumento de tamaño del corazón con pérdida en el tono muscular, lo que produciría una cardiomiopatía alcohólica.

Para mantener un nivel correcto de colesterol una persona debe beber como mucho una o dos copas al día, nunca más porque seguro que le afecta negativamente. El consumo excesivo de alcohol siempre es perjudicial para la salud y es muy adictivo.

Vino tinto

En los casos de colesterol alto las bebidas alcohólicas deben eliminarse, aunque se puede tomar una copa de vino tinto al día siempre que lo confirme el médico

El vino tinto se elabora con uvas que contienen una sustancias antioxidantes naturales que pueden reducir los niveles de colesterol y ayudar a prevenir ciertas enfermedades cardiovasculares.

Otras bebidas alcohólicas carecen de estas sustancias, por lo que no ejercen ningún efecto protector ni antioxidante. Además afectan de forma negativa al metabolismo graso que se produce en el hígado.