Hidratos

Cómo se hace el dulce de Rosa Mosqueta

Strawberry jam

Ayer compartimos el primer post de una serie bien interesante, acerca de las flores orgánicas comestibles. Te invito a releerlo, y dado que en él comenzábamos hablando acerca del uso gastronómico de las Rosas, pensamos en compartir hoy, una receta donde precisamente se empleen flores.

Para que conozcas un poco más, te comento que la rosa mosqueta es un arbusto de flores abundantes, pequeñas y de color rosado. Su pequeño fruto es de color entre anaranjado y colorado. El dulce, que se elabora a partir de los frutos, pero se aromatiza – en algunas regiones- con flores, tiene un sabor suave y muy agradable.

Ingredientes

Frutos de rosa mosqueta
Agua
Azúcar

Preparación

Comienza por colocarte guantes de goma, ya que este fruto posee en su interior gran cantidad de pequeñas espinas. Lava los frutos, colócalos en una olla con agua que los cubra en su totalidad y sobrepase media vez el volumen.
Cocina a fuego leve, revolviendo con cuchara de madera cada tanto, hasta que se forme una crema liviana.

Apaga el fuego, retira y deja enfriar.

Cuela la crema y separa las espinitas de la pulpa, utilizando una media fina de nylon. Coloca la preparación obtenida, en porciones pequeñas, dentro de la media y luego aprétala con las manos para que vaya filtrando. Ten mucho cuidado de no utilizar los mismos utensilios dentro y fuera de la media para evitar las espinas dentro del dulce.

Mide el volumen de pulpa obtenido, y mezcla la mitad de azúcar; por ejemplo si se obtuvieron dos tazas de mosqueta agrega una taza de azúcar. Pon a cocinar a fuego mínimo, en olla destapada, revolviendo muy seguido con cuchara de madera, hasta que tome unto deseado.

El punto se reconoce colocando una cucharadita de dulce sobre un plato seco, si la preparación al enfriarse no se desparrama y forma una capita más consistente en la superficie es porque está a punto. Si se guarda en frascos esterilizados y en un lugar oscuro y fresco puede conservarse entre 10 y 12 meses.

 

  • Pingback: Repostería, el regalo perfecto para los amantes de los dulces | Blog Regalos