Trastorno Alimenticios

¿Cómo se vive la anorexia nerviosa?

Sexual abuse concept

Es una pregunta que no siempre nos hacemos, pero saber cómo vive un paciente su anorexia, es un enfoque diferente que vale la pena conocer. Los contenidos de este post están armados en base a un testimonio cercano, de una paciente que aceptó responder algunas preguntas, preservando -por supuesto- su identidad.

Es posible que leer esto con suma atención, evite cometer errores demasiado graves , tanto al paciente como a su familia.

Las palabras de la anorexia: Una entrevista

Lo primero a la hora de hacerse preguntas a uno mismo, es pensar de nuevo en la etapa de la niñez. ¿Qué recuerdos hay en relación a este problema, que puedan significar una clave a la hora de prevenir y comprender las aristas principales de la anorexia. El tema alimentación…¿forma parte de nuestros recuerdos más atesorados?

 En general no. Nuestros padres se preocuparían por variedad y comida sana (en el mejor de los casos) pero hay personas que tienen claro que comían mucho fuera de su casa, comprando comida que no siempre estaba “bien” elegida.

Una mirada hacia atrás…

Esa mirada ¿puede revelar a qué edad se comenzó con tendencias vinculantes con la anorexia?  En la mayoría de los casos sí, por lo menos esta paciente recuerda que ya tenía conductas poco saludables a escondidas a los 8 años. Alrededor de los 11, se  convirtió en vegetariana influenciada por “alguien” que lo aconsejaba como una alternativa sana para no aumentar de peso.

Ahora, a los 33 años, esta paciente nos relata que ha estado entrando y saliendo de “picos” graves de anorexia, es decir: ha tenido momentos en los que ha conseguido controlarse más y otros menos.

¿Qué siente respecto a la anorexia?

La anorexia le parece un montón de cosas. Hay días en que se siente como que envuelta en una noria de desesperanza de la que no es fácil escapar. Hay otros días en que se consigue un mayor control sobre el cuerpo y sobre las  decisiones en lo que puede y no puede hacer con él. Hay días en los que simplemente no se siente o piensa, porque se está muy indeciso y confundido con la “lucha de voces” en la cabeza.

¿Cuándo se toma conciencia de que algo anda “muy mal”?

En su caso, ella no sabía que algo andaba mal desde el principio. Realmente no se dio cuenta de lo que estaba haciendo hasta la edad de 16 años. Lo peor es que se tarda mucho tiempo en asumir y reconocer. En su caso particular…, apenas comenzó a recibir apoyo terapéutico serio y específico para un trastorno alimentario, ha sido hace apenas cuatro meses.