Consejos Terapéuticos

¿Cómo y por qué se deteriora la comida?

Streptococcus

Hoy abordamos un tema que siempre preocupa y comienzo entonces por señalar algo que puede aliviar: los alimentos en mal estado no necesariamente son alimentos peligrosos. Por un lado, es un hecho que la mayoría de la gente no va a comer comida que huele mal, se ve viscosa o presente alguna señal de deterioro porque no se puede correr el riesgo de una intoxicación alimentaria.

¿Y entonces qué?

Por otra parte, los microorganismos que causan la descomposición de los alimentos ordinarios no son necesariamente perjudiciales para nosotros. De hecho, siglos antes de que existieran los primeros frigoríficos, ciertas  salsas y algunos  condimentos se utilizaban para enmascarar sabores  y olores de los alimentos que habían empezado a descomponerse. Esto sigue siendo cierto en algunas partes del mundo donde la gente no tiene unidades domésticas de refrigeración (que, curiosa e increíblemente, se trata de la mayoría de las personas con vida en el planeta hoy en día).

Patógenos: Bacterias Nocivas

Las bacterias que estamos interesados ​​desde un punto de vista de la seguridad alimentaria son los llamados “agentes patógenos” que causan la intoxicación alimentaria. Y estos patógenos peligorosos, como la Salmonella o E. coli, no producen ningún tipo de olores, sabores desagradables o cambios en la apariencia de la comida (una superficie viscosa, por ejemplo, o algún tipo de decoloración)

¿Cómo controlar este problema?

Como señalé anteriormente, las bacterias necesitan alimentos para sobrevivir. Deshacerse de los alimentos, significa que desaparece el problema de las bacterias, pero… sin embargo, sin comida no se puede sobrevivir.

Así que vamos a asumir que el proceso de deterioro de los alimentos es parte de la ecuación. Las bacterias todavía tienen varios otros requisitos muy específicos, cada uno de los cuales puede ser controlado hasta cierto punto. Armados con este conocimiento, podemos efectivamente minimizar las probabilidades de enfermedades transmitidas por alimentos. Los factores que hay que tener en cuenta son:

  • Temperatura
  • Tiempo
  • Humedad
  • Nivel de pH (Acidez)

Dedicaré más conceptos a este tema tan interesante, ya que -como decía en el párrafo anterior- estar bien informados es la única manera de evitar cometer errores demasiado graves.