Consejos Terapéuticos

Compra inteligente de alimentos: lee bien las etiquetas

Compra inteligente de alimentos: lee bien las etiquetas. ¿Estás -como yo- en el grupo de aquellos que tenemos este buen hábito? Si no es así, te invito a considerar la posibilidad de incorporarlo a tus opciones de compra. Obtén información en las etiquetas de los alimentos y conviértete en un comprador inteligente.

¿Cuáles son los beneficios? Comienza a practicar esta sencilla medida y…

• Averigua qué alimentos son buenas fuentes de fibra, calcio, hierro y vitamina C
• Compara los alimentos similares para averiguar cuál es el más bajo en grasa y calorías
• Busca y encuentra los alimentos más bajos en sodio

• Fíjate en los alimentos que son bajos en grasas saturadas y grasas trans

Cada etiqueta en sí misma es una guía rápida de información nutricional. Otro dato interesante que se señala en la misma, es lo relativo al tamaño de la porción.

• Mira con atención tanto para el tamaño de la porción (por ejemplo los gramos que corresponden  cantidad de una porción), como el número de porciones incluidas en el paquete.
• Recuerda que debes comprobar el tamaño de la porción indicada en la etiqueta. Si la etiqueta recomienda como tamaño de la porción a una taza, y tú comes dos tazas, haz conciencia de que estás recibiendo el doble de las calorías, grasas y otros nutrientes que figuraban como recomendadas.

• Presta atención y verifica cuántas calorías hay en una sola porción y en especial el número de calorías de grasa. Es inteligente para reducir las calorías y la grasa que reduzcas la porción señalada  si estás
vigilando tu peso.